Toda la información sobre los VideoJuegos y eSports para Dispositivos Móviles.

¿Free Fire es un juego peligroso?

0 6.577

«Free Fire es un juego peligroso» es lo que afirman muchos padres, representantes y hasta autoridades alrededor del mundo. Esto debido a las conductas de aislamiento, violencia y ansiedad que presentan muchos jugadores, especialmente los más jóvenes.

¿Ellos tienen razón? Trataremos de averiguarlo.

Free Fire, una peligrosa adicción

Ciertamente, Free Fire es un juego muy adictivo. ¿A cuántos de nosotros no se nos han pasado las horas jugando y jugando sin siquiera ver el reloj?

Estamos seguros de que a la mayoría. Y esto ha sido causa de discusión en muchas familias, pues muchos padres afirman que sus hijos no salen de sus cuartos, no comen y tampoco realizan sus actividades por estar enfocados en la “partida”.

Hasta se han pronunciado maestros expresando que los jóvenes ya no pasan tiempo con sus compañeros, se la pasan “pegados” a sus móviles. Además se queja de que uno de los primeros tips sea que: “entre más personas mates, tendrás más adrenalina”. Algo que es cierto, pero vamos, todos sabemos que no es una incitación a ir a matar gente.

Free Fire un juego satánico

¿Free Fire es un juego peligroso?

Es difícil de creer, pero en el 2019 se viralizó el vídeo de una adolescente que aseguraba que Free Fire, además de peligroso, era un juego satánico.

En dicho vídeo la joven en cuestión parecía estar como poseída mientras gritaba. “No jueguen Free Fire, porque tiene demonios, eso me estaba atormentando”.

Así mismo, en el vídeo, la madre y otras personas que estaban en la habitación oraban porque la joven volviera en sí.

“Yo no obligare a nadie a que elimine Free Fire, pero Dios pidió que me grabaran y que yo hiciera viral este vídeo”, afirmó la adolescente al publicar el vídeo, diciendo también que fue liberada de ataduras en el nombre de Dios.

La verdad sobre Free Fire

Seamos honestos, Free Fire no es el único juego catalogado como peligroso ni satánico. No es ni el primero ni será el último. Y si bien es cierto que el juego es adictivo, esto es algo totalmente normal en los videojuegos.

Y, en gran medida, los más jóvenes se vuelven adictos porque sus padres no les prestan la atención que ellos necesitan, especialmente si están entrando en la adolescencia.

El propio Garena recomienda que lo descarguen jóvenes de 12 años en adelante, pero para nadie es un secreto que hay niños de edades menores en las partidas.

E incluso a los 12 años, los jóvenes necesitan una atención especial de sus padres, la cual generalmente no la encuentran por diversos motivos.

De todos modos, aquí te dejamos un enlace para que tengas más claro a qué edad se puede jugar Free Fire.

A que edad se puede jugar Free Fire
A que edad se puede jugar Free Fire

Pero ya basta de hablar sobre lo malo, hay que rescatar los aspectos positivos de jugar videojuegos.

Sociabilidad

No sólo Free Fire, sino los videojuegos online, por regla general, fomentan la interacción social tanto a nivel real como a nivel virtual.

Free Fire permite a los jugadores interactuar con hasta 50 jugadores por partida. Y se empieza a socializar en la vida real cuando se participa en torneos, donde además de seleccionar integrantes de equipo, se debe conocer a nuevas personas, además de formar planes, estrategias y formar nuevas habilidades con ellos.

En definitiva, free fire fomenta la socialización con familiares, amigos y hasta formar nuevas amistades.

Trabajo en equipo

No sólo lo anterior, también el juego fomenta el trabajo en equipo, necesario para conseguir victorias en las modalidades dúo o escuadra.

Y para esto, es imprescindible la comunicación, el compromiso y la coordinación de puedan llegar a tener los miembros del equipo.

Estas características que se van desarrollando a medida que jugamos, no solo servirán para esto, sino que también para otros factores importantes, como la vida laboral. 

Capacidad de superación

La superación refuerza el caracter y la conducta individual.

Free Fire presenta varias dificultades en las cuales se deben superar todo tipo de obstáculo para resultar campeón. Nos da la capacidad de aumentar nuestras habilidades, además de aprender a superar la frustración de perder en una partida.

Enseña que para ser campeón se tiene que practicar cada día y dar lo mejor en sí, como en toda competencia.

En conclusión, Free Fire no es peligroso. Si hay jugadores que han demostrado conductas agresivas tras instalarlo, lo más probable es que ya las hayan presentado antes, pero para los padres sea más fácil echarle la culpa a un juego. Como siempre.

Deja un comentario
es Spanish
X